Cultivos

Naranjos (V.temprana)

Descargar ficha

Es frecuente encontrar suelos que no son los idóneos para el cultivo de cítricos, los altos índices de salinidad, el poder clorosante y otros factores como la retención hídrica y la textura pueden producir desequilibrios nutritivos, con la consiguiente disminución de la producción. Además este cultivo se caracteriza por tener un sistema radicular poco desarrollado con escaso número de pelos absorventes, lo cual hace que el volúmen de suelo explorable se reduzca, por todo ello es conveniente tener una plan de abonado adecuado.

 Se trata de un cultivo sensible a la presencia de sales en el agua de riego, una salinidad de 3,2 mmhos/cm. produce una disminución del 50% del rendimiento del árbol, también es sensible a la presencia de cloruro, por tanto el abono aplicado debe tener un índice de salinidad lo más bajo posible y debe ser pobre en cloro.