Cultivos

Olivo

Descargar ficha

Familia: Oleacea                              Nombre científico: Olea europeaea                           Orígen: Mediterráneo

Planta: Árbol perennifolio que puede alcanzar alturas considerables, aunque se prefiere en formas formas bajas. La base del tronco se denomina peana.

Sistema radicular: Raíz pivotante que se ramifica mucho.

Hojas: Lanceoladas, decusadas y coriáceas.

Flores: Perfectas (masculinas con distintos grados de desarrollo del pistilo). Especie andromonóica, lo cual es un carácter varietal y nutritivo. Flores gamopétalas con cuatro pétalos blancos y dos anteras, dispuestas en inflorescencias que salen de las axilas de las hojas de los ramos fructíferos. Ovario con cuatro óvulos y estilo muy corto. En las semanas posteriores a la floración tiene lugar la caída de flores y pequeños frutos, de forma que el cuajado es del 1 al 2%.

Fruto: Drupa de color vinoso negro al madurar y alto contenido energético.

Especie de fácil cultivo, por lo que se ha instalado en terrenos marginales. No tolera temperaturas menores de -10ºC, así pues no presenta problemas de heladas, con excepción de las variedades muy tempranas. Los agentes ambientales que más les puede perjudicar son los vientos secos y las temperaturas elevadas durante la floración, de forma que se produce un aborto de los ovarios. Es muy resistente a la sequía.

Normalmente sólo se lleva a cabo un abonado nitrogenado, que puede aportarse por vía foliar para homogeneizar el reparto.