Cultivos

Uva de mesa

Descargar ficha

La característica de la uva de mesa es que se trata de un cultivo exigente de suelos profundos y bien drenados, tanto si se cultiva en espaldera como en parral,  otra característica es que es moderadamente sensible a la salinidad de las aguas de riego y del suelo, lo cual puede provocar una reducción de la cosecha, por lo que el abonon que se aplique debe tener un índice de salinidad lo más bajo posible y debe ser pobre el cloro con el objetivo de evitar reduccciones en la producción.

Para lograr una abundante cosecha de calidad es primordial mantener el niverl de reservas nutricionales de la planta en el nivel adecuado. La asimilación del nitrógeno pasará por tes partes: una absorción rápida durante la brotación y floración, una absorción lenta durante la floración-envero y una asimilación mças lentas desde el envero hasta la caída de las hojas. El aporte de fósforo favorece el buen agostamiento de la madera, participa en el cuajado de la flor y mejora la resistencia a las enfermedades criptogámicas, las épocas de mayor solicitud de fósforo se dará desde la brotación hasta la floración.  La aportación de potasio también es importante  ya que es un factor determinante en la producción y calidad de la uva, facilitando la acumulación de azúcares, al mismo tiempo que aumenta la resistencia a enfermedades, plagas y condiciones meteorológicas adversas.