Cultivos

Tabaco

Descargar ficha

Familia: Solanáecae                    Especie: Nicotiana tabacum                             Orígen: América.

Planta: Dicotiledónea y vivaz, que rebrota al cortarse. Suele cultivarse como planta anual, aunque en los climas de origen puede durar varios años, pudiendo alcazar a tener un tallo de hasta dos metros de altura.

Sistema radicular: Es penetrante compuesto por raíces finas que se encuentran en el horizonte más fértil.

Hojas: Son lanceoladas, alternas, sentadas o pecioladas.

Flores: Son hermafroditas y frecuentemente regulares.

Corola: Tiene forma de tubo más o menos hinchado, terminado por un limbo con cinco lóbulos.

Fruto: Cápsula recubierta por un cáliz persistente.

Semillas: Son numerosas, pequeñas y con tegumentos de relieves sinuosos más o menos marcados.

El clima influye en su ciclo vegetativo, en la calidad del producto y en el rendimiento de la cosecha. La temperatura óptima varía entre 18 - 28ºC. Durante su fase de crecimiento en semillero requiere temperaturas superiores a los 16ºC, y desde el transplante hasta la recolección necesita un período libre de heladas de 90 - 100 días.

Es un cultivo muy sensible a la falta o exceso de humedad ambiental, la cual influirá en la finura de la hojas.

Requiere tierras francas tirando a sueltas, profundas, que no se encharquen y que sean fértiles. El pH más apropiado es de neutro a ligeramente ácido, para los tabacos de hoja clara, y de neutro o ligeramente alcalino para los tabacos de tipo oscuro. Además la textura de las tierras influirá en la calidad de la cosecha y en el contenido nicotínico de las hojas.

NITROGENO: La base fundamental para obtener una buena cosecha es una buena aportación de nitrógeno, pues este repercute directametne en el metabolismo del tabaco, manifestandose por un incremento en nicotina, nitratos y amoníaco en las hojas. Indirectamente su acción influye en la asimilación de otros elementos, como el potasio y el fósforo que disminuyen.

FOSFORO: Es el encargado de acelerar el proceso de maduración de las hojas. Su exceso produce hojas quebradizas y acartonadas y su deficiencia que las hojas tonen un color verde azulado.

POTASIO: Es un elemento muy importante para la calidad, ya que las sales potásicas que hay en las hojas dan al producto industrial una magnífica capacidad de combustión. La deficiencia se manifiesta en las hojas, que presetán clorosis con los bordes encorvados hacia dentro, tienen menos consistencia, son más cortas y menos elásticas.