Cultivos

Rosa

Descargar ficha

Familia: Rasaceae

Para la mayoría de cultivos, las temperaturas óptimas de crecimiento son de 17 a 25ºC, con una mínima de 15ºC durante la noche y una máxima de 28ºC durante el día. Pueden mantenerse valores ligeramente inferiores o superiores durante períodos relativamente cortos sin que se produzcan daños serios. El índice de crecimiento para la mayoría de cultivos siguel la curva total de luz a lo largo de todo el año, así, en los meses de verano, cuando hay elevadas intensidades luminosas y una larga duración del día, la producción de flores es más alta que durante los meses de invierno. No obstante, a pesar de ser una planta de día largo, es necesario el sombreo u oscurecimiento durante el verano e incluso la primavera y otoño, dependiendo de la climatología del lugar, yq que elevadas intensidades van acompañadas de un calor intenso. La primera aplicación del oscurecimiento deberá ser ligera, de forma que el cambio de la intensidad luminosa sea progresivo.

También hay que tener en cuenta que las rosas requieren una humedad ambiental relativamente elevada, que se regula mediante la ventilación y la nebulización o el humedecimiento de los pasillos durante las horas más cálidas del día.

ACtualmente la fertilización se realiza a través de riego, teniendo en cuenta el abonado de fondo, en caso de haberse realizado. Posteriormente también es conveniente controlar los parámetros de pH y la conductividad electrica de la solución del suelo, así como la realización de análisis foliares.